Innédito 16

Ubicado en el número 46 de la Gran Vía madrileña, esta edificación de Pedro Muguruza tuvo el honor de ser uno de los edificios más elevados de Madrid hasta que se erigió el edificio de Telefónica.
Junto con éste, es emblema local de la arquitectura funcional estadounidense de rascacielos y el primero de los construidos en ladrillo visto en esta calle.

En la decimosexta planta se encuentra Innédito, un espacio singular distribuido en tres zonas de gran versatilidad.
Un exclusivo ático, el único con el que cuenta este edificio, convertido en espacio para eventos. Este espacio de 138 metros cuadrados distribuidos en diferentes ambientes se distingue por sus amplios y característicos ventanales que ofrecen unas vistas de 360 grados de la capital. Sus paredes blancas reflejan la luz natural, una luz que hace de él uno de los áticos más especiales de Madrid.

https://www.innedito16.com/