El origen de los reencuentros en Navidad, cenas de empresa y hacer regalos.

Las Navidades son momentos de reencuentro. Se celebran a fin de año y, como tradición, nos juntamos para hacer un paréntesis en nuestra rutina. Reencontrarnos, recordar lo vivido, tomar un descanso y dedicárselo a los nuestros.

Las reuniones festivas en estas fechas tienen relación con Las Saturnales, unas importantes festividades paganas romanas. La fiesta se celebraba con un sacrificio en el Templo de Saturno, (en su honor, dios de la agricultura en el Foro Romano) y un banquete público, seguido por el intercambio de regalos, continuo festejo, y un ambiente festivo que desplomaba las normas sociales.

El comienzo de estas fiestas era a partir del 17 de diciembre y continuaban unos 5 días. en las fiestas Saturnales, se decoraban las casas con plantas y se encendían velas para celebrar la nueva venida de la luz. Los romanos amigos y familiares, se hacían regalos como los que se nos damos en la fiesta de la Navidad en la actualidad.

Su relación con las cenas de empresa está en que esta festividad marcaba el fin de la siembra en invierno y el descanso antes de la siguiente temporada de trabajo en el campo.

Como muchas otras tradiciones, la religión cristiana se ha basado en antiguas costumbres y celebraciones paganas y les ha dado un significado propio. De esta manera, hoy por hoy, el 24 de diciembre nos reunimos para celebrar la Nochebuena, siendo el día 25 de diciembre la Navidad en conmemoración al nacimiento de Jesucristo.

En Nochebuena es tradición celebrar una cena familiar y degustar ricos platos acompañados de la familia más cercana. También es la noche en la que suele haber intercambio de regalos (tradición que para los más pequeños es la visita de Papá Noel a cada casa). Al día siguiente, la costumbre marca comer en familia celebrando así el día de Navidad.

Le siguen a éstas más celebraciones, como la cena de Nochevieja (que marca el fin del año, el 31 de diciembre), la comida en familia de año nuevo (como bienvenida al nuevo año, el 1 de enero), y el roscón del día de Reyes, el 6 de enero, día en el que los niños también reciben regalos dejados por sus majestades la noche anterior.

En Norteamérica se celebra otra tradición semanas antes: “el Día de Acción de Gracias” en el que también se reúnen en familia y/o con amigos, siendo la comida típica el pavo. Este acto no tiene tanto origen religioso como terrenal, ya que esta costumbre data de 1623 cuando, finalizado el tiempo de cosecha, el gobernador de una colonia de peregrinos invitó a las familias a celebrar y dar gracias a Dios por las bendiciones recibidas.

Lo cierto es que, más allá de su origen, las cenas Navideñas son ya toda una tradición en nuestras vidas. En Catering Domenico queremos desearos unas muy Felices Fiestas. Son días de muchos reencuentros, festejos y celebraciones. Deseamos que las disfrutéis con los vuestros, en familia, con compañeros y amigos. Y que repongáis fuerzas para todo lo que nos queda por vivir el próximo año. ¡Feliz 2020!